5 oct. 2009

El Señor de los Ejérccitos

Doblamos la rodilla ante el mundo, ante los poderosos, ante los príncipes de las naciones, ante los necios que se creen sabios. Doblamos la rodilla ante todos aquellos de los que Dios se ríe. No seas cobarde, no seas mediocre, no seas servil, no dobles la rodilla más que ante el Señor tu Dios.

No hay comentarios: