7 sept. 2007

‘ Aliados Semos…`

´Aliados Semos`




Publicado por: Catholic.cat

Existe un concepto clave en toda la relación de Dios con el hombre desde los tiempos de Abraham. Este concepto es el de Alianza. Si no se comprende qué es una Alianza en términos bíblicos, no se puede comprender nada de la Sagrada Escritura. Pues ésta es sobre todo la Historia de esta Alianza, pasada y futura, de Dios con su Pueblo.


Descubrí la importancia de este concepto leyendo al teólogo converso Scott Hann en uno de sus tan recomendables libros apologéticos. Una Alianza trasciende un simple contrato de bienes y servicios, tan conocido para nosotros mortales arrendatarios y asalariados.


Veamos la gran Alianza de la que descendemos. De aquí “venimos”, de aquel día en que Dios habló a Abraham de esta manera:


___________________



"Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo:


Este es Mi Pacto contigo: serás padre de muchedumbre de gentes. .... Te multiplicaré en gran manera, y de ti saldrán naciones y reyes. Estableceré un pacto contigo y con tu descendencia después de ti, de generación en generación:...


A los ocho días de edad será circuncidado todo varón entre vosotros, de generación en generación, ...


El incircunciso, aquel a quien no se le haya cortado la carne del prepucio, será eliminado de su pueblo por haber violado mi pacto. "


(Gen, 17)


_________________



En un contrato se establecen unas prestaciones de intercambio de bienes y servicios. Pero en una Alianza, la relación se convierte en filial, va mucho más allá de un simple contrato. Como una familia, implica a otros miembros, y tiene desarrollo en generaciones venideras. Así como los hijos son nombrados por los padres y llevan sus apellidos sin intervenir ellos, así es el esquema que ha desarrollado Dios para su Alianza.


Dios sella su primera Alianza con Abraham, Alianza que vuelve a renovar sucesivamente con Moisés, José etc,. El signo de esa alianza es la circuncisión que se realiza no sólo para los que tienen voluntad de aliarse, sino, - y esto es lo importante- también:
____________


"..con tu descendencia después de ti, de generación en generación"
____________



Son los padres los que introducen a sus hijos filialmente en esta Alianza, y el signo visible reconocible de ella es la circuncisión que, como vemos, se realiza a los bebés nada más nacer:


____________


".. a los ocho días de edad.."
____________


No hay bromas con las Alianzas selladas con Dios. Aquel que no fuese circunciso por sus padres:


________


"será eliminado de su pueblo."
________


Dios establece claramente la responsabilidad de los padres de incluir a sus hijos en la Alianza. Todos vemos inmediatamente aquí el Bautismo cristiano anunciado y pre-figurado.



El sentido de las prefiguraciones y tipos en el Antiguo Testamento es todo un mundo inacabable de pequeñas sorpresas y perlas ocultas.. . Ya en el mismo Génesis tenemos un oculto anuncio de lo que Dios se dispondría a hacer más tarde, mucho más tarde, en este curioso versículo, que sólo cobra sentido leído miles de años después, a la luz del Nuevo Testamento:

_______


"..y el Espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas.."
_______


El agua y el Espíritu, estamos al principio de la Creación. ¿Juntos?, no, separados. El Uno revoloteando sobre el otro, pero sin mezclarse… todavía. Cada imagen en la Sagrada Escritura, cada versículo, está para algo, encierra un mensaje y quizás hasta un misterio. Todo es relevante en la Palabra. El Dios creador del universo no escribe en vano ni una sola tilde.


Con la Alianza de Abraham, se nos hace más claro aún el sentido de este signo de los miembros del Pueblo de Dios, cuando observamos que al llegar Cristo y sellar la Nueva Alianza, el signo de la alianza deja de ser algo físico [circuncisión], y se convierte en una señal para el alma [Bautismo en agua y Espíritu]. Es la Nueva Alianza de la Gracia, que "sella" el alma, y no el cuerpo como en la Antigua. Es el "apellido" común de todos los miembros de esta nueva gran familia, el Pueblo Elegido:


________


"Id pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo de y del Espíritu Santo (Mt. 28, 19)."
________


Y esta es la nueva señal, la circuncisión nueva de la que habla San Pablo, renovada en el Espíritu, para el mismo antiguo - y ahora nuevo- Pueblo de Dios y para…


________


"..sus descendientes, generación tras generación.."
________


Quedando los padres a cargo de incluir a los hijos en esta Alianza. So pena de quedar...


_______


" eliminados de su Pueblo.."
_______


En estos tiempos de vanidad y autosuficiencia, en estos tiempos donde renegamos de nuestros antepasados, de nuestras raíces, del pasado de donde venimos y que debemos recoger para proyectar al futuro, muchos padres que no quieren cumplir con la Alianza renovada por Cristo, cargarán sobre sí mismos la responsabilidad no afrontada en sus hijos, los descendientes de la Alianza. Como lo advierte Jesucristo nuestro Señor:


________


" De cierto os digo, que aquel que no nazca de nuevo de agua y Espíritu no puede entrar en el Reino de los Cielos."
________


Ya dijo Cristo que no venía a anular la Ley Mosaica, sino a darle cumplimiento. No, no, Jesús jamás renegaría de sus antepasados, de la fe de su Pueblo, de la fe de su Patria, de sus raíces y de la antigua Alianza en la que su misma madre le introdujo. Pues ni que decir tiene que los padres de Cristo, cumplieron fielmente con el Sagrado Pacto:


________


"Cumplidos los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús,..."(Lucas 2, 21)
________



Que después es modificado por ese mismo Hijo, renovado – que no eliminado-, en su rito para señalar su definitiva plenitud:


________


"...en él fuisteis circuncidados con circuncisión no quirúrgica, sino mediante el despojo de vuestro cuerpo mortal, por la circuncisión en Cristo"


(Col. 2, 11)
________



Esta circuncisión “no quirúrgica” de la que nos habla San Pablo es el bautismo cristiano, perfectamente anunciado y prefigurado ya en el Antiguo Testamento. Nuestra fe es una fe trasmitida, recibida con la responsabilidad de proyectarla a los siguientes. Seremos íntegros en tanto en cuanto conozcamos de donde venimos, sepamos recoger lo que nos trasmitieron nuestros padres y predecesores y aceptemos proyectarlo al futuro, a nuestros descendientes, a nuestros hijos,


__________


“Generación tras generación…”
__________



llevando la Salvación que Dios ya tenía preparada en la misma creación, en aquel Principio cuando ya el Espíritu….


__________


“… aleteaba sobre las aguas.."
__________

1 comentario:

Anónimo dijo...

Olé estos artículossss!!!
Quien los escribe tiene madera de buen teólogo ;)

Montse