23 feb. 2008

La Patria, la Cruz y la Corona.

25 de Julio de 2007, San Jaime: Patrón de España (8.45 h):


"Primavera.- En mi último sueño; entre el sueño, Dios me iba dando órdenes. Y tenía frases de ideas. Primero vi a muchas personas; estaba en la calle, como una plaza y calles, y había mucha gente, y de pronto muchos tenían lanzas antiguas, primero las alzaban y luego en el mismo momento las ponían con su punta tocando al suelo, como sumisión, como si se rindieran, pero sin rendirse; esto era en muchas personas; y sólo había, dos o tres, en cada grupo de personas (un grupo de unas trece) que no tenían lanzas, pero todas las demás las teníamos.


Esas lanzas son de hierro oscuro, como digo: antiguas, como en tiempos de los romanos. Pero al hacer esto, nadie tenía miedo, ni nadie se enteraba.


Luego Dios me dio el nombre: HORA PUNTA, que va desde las siete de cada mañana, hasta las diez de cada noche; y cada hora se reza:


.- Un Padrenuestro

.- Un Avemaría

.- Y un Gloria

.- Y un “Salve Dios de los Ejércitos, tuya es España, dásela a tu Madre eternamente”.


Primavera.- Y Dios me dice que donde dice ESPAÑA, cada uno puede poner el nombre de su País.





+Todos, hijos míos, amados desde mi principio al siempre, todos tenéis un lugar terrenal donde pertenecéis y es vuestro, ¡vuestro! Yo Dios os lo doy allí, para que sometáis la tierra y me la deis con vuestras oraciones y con el ejemplo de vuestra santidad.


No deseo Yo Dios derramamiento de sangre, ni odios, ni promesas vanas; quiero vuestra oración mental en la hora punta.


Se empieza a las siete, los que no estéis enfermos, y termina a las diez, que es hora ya para daros al descanso con un sueño reparador. ¡Quiero que durmáis! Muchas enfermedades son por trastornos del sueño. ¡Dormid! Y, ¡viviréis más y mejor!


Sí, amado mío, ésta es tu santa misión: ¡España para María! Debes programar Mi Hora Punta. Se empieza así el día:


¡A las siete! Se levanta uno y reza, lo que le he mostrado a Primavera, y durante esa hora, en este caso, de siete a ocho, todo lo que hagáis durante ella, que sea para mi santa gloria y honor a Mí, a Dios, y para una persona determinada, o bien trabaje para España y su bien espiritual o vaya contra ella, con su maldad. Por tus oraciones, por tu labor de esta hora, Yo Dios le conceda todos los beneficios para España y sus hijos: ¡Los Españoles!


Al pasar a otra Hora Punta, a las ocho, volvéis a rezar en pensamiento, siempre en pensamiento, para que Satán no pueda contaros ni encontraros, y para que cada uno tenga oculto en sí mismo la identidad de quien reza. Sólo Yo Dios, que veo lo oculto, doy ganancias a la oración y al trabajo, como ofrecimiento a Dios.


Dedicad la hora doce en punto, que es la hora del Ángelus, para el Presidente del Gobierno que gobierne; de doce a una, es su Hora Punta. En este caso para Zapatero; amado hijo adoptivo de Primavera de la Gloria de Dios.


Y la hora última, la de las diez de la noche, es para el Rey de España, o quien presida el trono. Si es un País, por quien hacéis la Hora Punta, que no es España y no tenéis rey, simboliza en su persona, toda la Patria.


La primera hora, de siete a ocho, deseo que sea la Hora Punta para quien gobierna con su dinero y poder al Presidente del Gobierno; vosotros no sabéis su nombre e identidad, pero Yo Dios sí lo sé.


Tres son mis elegidos, los demás, sois vosotros mismos quien libremente decidís a quién servir durante esta hora, para que Yo Dios lo acerque a Mí, a Dios, y con él y por él haga esa España de María, que ella, por Mí, fue y será vuestra.


En la bandera de España poned una cruz envuelta por una corona de doce estrellas brillantes. Amén."


27 de Octubre de 2007. Plaza de San Pedro, Beatificación de 498 Mártires de la Persecución religiosa en España 1934-1939:





"+¡Quien tenga devoción a la Hora Punta y la haga con asiduidad; Yo Dios le prometo larga vida, sin enfermedad ni física ni mental, para que con su vida ayude a España a reacristianizar al mundo! Por María, con María, os doy Yo Dios en total unidad esta promesa Divina. Hoy Sábado, día de la celebración de la beatificación de los Mártires de España de la Iglesia Católica, por mi amado, al más amado, el Santo Padre Benedicto XVI, que da fe en Nos que estoy en él y guiamos su y Mi Iglesia, la Católica, Apostólica y Romana.
¡¡Viva España Tierra de María!! Por siempre."
http://www.oracionmundialhorapunta.com/Inicio.html


1 comentario:

Anónimo dijo...

No sé como tiene Vd. narices de poner ese texto. La persona en cuestión no está bien de la cabeza y los entendidos que han examinado sus escritos hablan de desviación de la ortodoxia.